Ice Explorer, Columbia Icefields, Jasper

Ni tanto ni tan poco, el turismo antes y después de la Covid19

No se si recordáis, pero hasta el año pasado (aquel lejano 2019) el principal problema del turismo parecía ser el exceso. Había un crecimiento constante y galopante del número de turistas, a nivel mundial.
Llevo en este gremio del turismo y los viajes desde el año 1995, cuando empecé a hacer de guía en las reservas de los indios Lakota (Sioux). Para llegar hasta Rapid City, tenía que coger cuatro vuelos (tres escalas), como mínimo: iba lejos, muy lejos.
El mundo ha dado muchas vueltas desde aquellos primeros años, y el cambio más importante es que hasta el año pasado, fue la progresiva facilidad para llegar a más rincones del planeta. Cada vez te encontrabas más gente, y podías oír hablar en español en los lugares más remotos. Yo, dejando de lado mis batallitas que explicaba con añoranza de viajero curtido, me alegraba de este aumento en la demanda de viajes que me permitía ganarme la vida y seguir viajando…
A pesar de todo, desde hacía unos años, las señales que nos indicaban que empezaba a haber un exceso de turismo se nos mostraban con más claridad. En el caso de los parques nacionales de los Estados Unidos y Canadá, yo mismo escribí un artículo que titulaba “Osos, lobos y mucha, mucha gente”. El prestigioso The Guardian también nos lanzaba sus advertencias. Otros insistían en como el turismo estaba empezando a tener más consecuencias negativas que positivas, sobre todo para la población local, y la publicación liberal Bloomberg hablaba de la necesidad imperiosa de poner tasas e impuestos a los turistas, para poder hacer frente a todo el destrozo que ocasionaba. Der Spiegel incluso hablaba de paraísos perdidos. ¿Estaba el turismo llegando a la madurez?

Tombstone, Arizona

¿Cuando vuelven los turistas? Tombstone, Arizona

Yo iba recopilando estos artículos, para poder seguir este tema. Me interesaba, desde muchos puntos de vista. Hoy me los he releído, y he tenido una sensación de obsolescencia absoluta. Eran buenos artículos, con pros y contras, acertados y con errores, sólidos, bien escritos y con información interesante. Y aun así, han quedado en fuera de juego. Pueden llegar a parecer ridículos, a pesar de como nos gustaría volver a tener aquellos problemas de exceso.
No es una crisis lo que los ha dejado obsoletos, es algo más. Me gusta usar la palabra catástrofe, pero supongo que hay otras que expresan igual o mejor la llegada de la pandemia del Coronavirus. De una crisis sales adelante o no, pero si sobrevives, el mundo que te encuentras es, poco más o menos, el mismo, con cambios circunstanciales. Mi opinión es que de la Covid-19 saldremos adelante o no, pero si lo hacemos, los cambios serán estructurales. Os lo diré de otro modo: en el post-Covid, estos artículos seguirán siendo obsoletos.
El turismo quizás volverá a ponerse en marcha (quizás más tarde de lo que esperamos), pero los cambios serán de tal tipo, que los problemas también serán muy diferentes. En todo caso, nada que ver con los que nos hacían sufrir y que ahora tanto añoramos.

Compartir:


Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas galletas y la aceptación de nuestra política de cookies. Pulse el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies